¿Qué es el material corporativo de una empresa?

Es la firma que cumple con ciertos requisitos legales para ser reconocida como una entidad con existencia legal, como una entidad separada y distinta de sus propietarios. Una organización comercial que opera con fines de lucro y participa en la venta de bienes o servicios a los consumidores.

La gerencia de una empresa de negocios típicamente desarrollará un conjunto de objetivos organizacionales y una estrategia para alcanzar esas metas para ayudar a los empleados a entender hacia dónde se dirige la empresa y cómo pretende llegar hasta allí.

La empresa es una organización empresarial, como una corporación o una sociedad, con diferentes niveles de protección legal. Las empresas representan una división del trabajo y de los costos de producción. Las pequeñas empresas pueden retener a un gerente general, mientras que las empresas más grandes tienen muchos niveles de gerencia y mano de obra.

El Material Corporativo se refiere a cómo se organiza un negocio para lograr sus objetivos. La estructura corporativa de un negocio es importante porque determina la propiedad, el control y la autoridad de la organización.

En una sociedad anónima, estas características están representadas por tres grupos: accionistas, directores y funcionarios. La propiedad pertenece a los accionistas. El control es ejercido por el consejo de administración en nombre de los accionistas, mientras que la autoridad sobre las operaciones diarias recae en los funcionarios.

¿Qué es una firma?

Podemos definir una empresa (empresa, emprendimiento) como una organización que emplea recursos productivos para obtener productos y/o servicios que se ofrecen en el mercado con el fin de obtener un beneficio. Algunas palabras clave de esta definición merecen mayor atención. En primer lugar, las empresas son organizaciones, pero no todas las organizaciones son empresas. Una organización es un sistema social complejo creado por las personas para cooperar en el logro de algún objetivo.

Por ejemplo, un partido político es una organización, pero su objetivo es contribuir a transformar positivamente la sociedad mediante el ejercicio colectivo del poder político. Lo que distingue a las empresas de otras organizaciones es el objetivo de obtener un beneficio a través de la venta de productos y servicios en el mercado.

En segundo lugar, las empresas cumplen el papel social de la producción, transformando los recursos en bienes y servicios terminados. Típicamente, las empresas utilizan cuatro tipos básicos diferentes de recursos en actividades productivas:

Recursos naturales: tomados directamente de la naturaleza sin transformación previa (tierra, aire, agua, madera, etc.).
Capital: fondos necesarios para invertir en herramientas, maquinaria, equipos y tecnología.
Recursos humanos: capacidades físicas e intelectuales de los trabajadores.
Emprendimiento: las ideas innovadoras que conforman el modelo de negocio.

En tercer lugar, los recursos se combinan y transforman en productos o servicios finales que, a su vez, se comercializan en los mercados a clientes que están dispuestos a pagar por ellos.

Si la empresa produce algo que gusta a los clientes, sin duda podrá fijar precios que cubran los costes de producción y más. De lo contrario, será difícil cubrir los costos y la supervivencia de las empresas se verá amenazada.

La diferencia entre los ingresos obtenidos de la venta de bienes y servicios y los costes incurridos en su entrega es el beneficio de las empresas. Si es positiva, significa que la producción de la empresa es más valiosa que los recursos empleados. En ese caso, la empresa está agregando valor a esos recursos. Alternativamente, si la ganancia es negativa (es decir, una pérdida) entonces la empresa estaría destruyendo valor, ya que los recursos valen más que los productos y servicios obtenidos de ellos.

La creación de valor es un proceso continuo en el que participan un gran número de empresas interrelacionadas. Podemos imaginar la cadena vertical de una industria como la secuencia de etapas que deben ser cumplidas desde la materia prima hasta la entrega del producto al cliente final.

Por ejemplo, la industria de la leche envasada está arraigada en una cadena vertical que se comparte con la industria de productos lácteos en general. La cadena comienza con materias primas como piensos, pastos y vacas que los agricultores combinan con servicios veterinarios, productos químicos y bienes de capital (maquinaria y herramientas) para obtener leche cruda, que es recogida y transportada en camiones refrigerados a las plantas de procesamiento.

Aquí la leche se somete a algunos procesos como la pasteurización, homogeneización, fortificación de vitaminas, etc. A continuación, las diferentes variedades de leche procesada se envasan en contenedores adecuados (vidrio, cartón, plástico) y se transportan a los puntos de distribución, donde finalmente se entregan a los clientes finales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *