Roble: un piso con fuerza y resistencia

Claramente hoy en día uno de los pisos más utilizados tanto en los hogares como en tiendas y empresas son los pisos de madera, debido a que son elegantes, bonitos, resistentes, económicos, pero sobre todo muy fáciles de limpiar. Hoy en día podemos encontrarnos con que hay una gran variedad en el mercado de diversos tipos de madera para la instalación de pisos, pero, aunque existan muchos tipos nosotros debemos elegir la madera de roble para nuestros pisos.

Ya que el roble es una madera que posee tres factores realmente importantes, estilo y la resistencia, por lo tanto si queremos ver nuestros Pisos de Madera siempre en buen estado y que claramente nos duren muchísimos años entonces debemos optar por instalar los pisos con madera de roble, e incluso este tipo de madera es muy preciosa, ya que por lo general la madera de roble  posee un color marrón claro a medio, lo cual hace lucir los pisos espectaculares, una vez que los instalemos podemos observar que en su estructura se ven unos anillos porosos que hacen lucir los pisos aún más radiantes, posee además buena estabilidad y no es como otras maderas que suelen contraerse con el tiempo.

Además la madera de roble realmente es de contextura bastante fuerte, pesada y muy dura, lo que hace que nuestros pisos sean resistentes como duraderos, e incluso ni siquiera el agua puede dañarlos rápidamente, puede hasta resistir cualquier impacto. Otra ventaja de esta madera es que se puede pintar y revestir fácilmente, es importante mencionar que la madera de roble es bastante longeva lo que implica que dicha madera es resistente a todo tipo de hongos como de insectos, si deseas más información puedes ver más aquí ya que seguiremos hablando del tema.

A pesar de que este tipo de madera es muy resistente nosotros debemos tener ciertas precauciones y darle algunos cuidados especiales a nuestros pisos para que nos duren muchísimos años en perfecto estado, lo primero que se debe hacer es aspirar nuestros pisos de madera frecuentemente, ya que el polvo y cualquier tipo de partículas causan rayones en las maderas, acceder hasta con la aspiradora a cada rincón, es importante que no utilicemos agua tan seguido, ya que el agua daña la madera, la mancha y hasta la levanta, por ello lo ideal será limpiar con agua nuestros pisos una vez a la semana o cada 15 días y al hacerlo evitar utilizar detergentes fuertes, ya que estos dañan la madera fácilmente.

Si derramas algún liquido en los Pisos de Madera debes secarlo inmediato, ya que si lo dejas mucho tiempo el piso se puede manchar como a su vez perder el brillo natural justo en esa zona donde cayó el líquido, así que es mejor prevenir que lamentar, no enceres este tipo de pisos ya que los arruinarás quitándoles su brillo natural, utiliza una alfombra en la entrada de tu hogar para que al entrar a la vivienda limpien las suelas de sus zapatos y así evitar entrar con polvo o piedras diminutas en los zapatos, ya que estas rayan al instante los pisos de madera, es ideal además que le coloques protectores a las patas de las sillas y muebles para que cuando se muevan no marquen el piso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *